esenfr

Nueva Teatralización en el Castillo de Cuéllar

Nueva Teatralización en el Castillo de Cuéllar

Cuellar2019

CUÉLLAR INAUGURA LA NUEVA VISITA TEATRALIZADA EN EL CASTILLO DE CUÉLLAR CON NUEVOS ESPACIOS EXPOSITIVOS

Continuando con las propuestas de dinamización y consolidación turística de la Villa, desde la Concejalía de Turismo se presenta una nueva teatralización en el castillo de Cuéllar que se ha inaugurado el día 14 de febrero y podrá ser conocida por todos los públicos desde el 16 de febrero. La nueva obra, que bajo el título “El nuevo señor de Cuéllar”, ha sido escrita y dirigida por Blanca Izquierdo Salamanca, actriz profesional versada en muchas de las obras que se vienen representando en los últimos años en el castillo de Cuéllar. El nuevo señor de Cuéllar presenta una trama centrada en la etapa final de la Edad Media en el momento de la llegada del primer duque de Alburquerque a Cuéllar y el nacimiento de su primer hijo Francisco Fernández de la Cueva. Beltrán de la Cueva consiguió la Villa de Cuéllar por una concesión del rey Enrique IV por ceder el Maestrazgo de Santiago el año 1464, aunque no llegaría a Cuéllar hasta dos años más tarde. Hasta el año 1464 la villa de Cuéllar perteneció a la princesa Isabel, futura reina Isabel la Católica, siendo conmutada al rey Enrique IV mediante el pago de 200.000 doblas de la banda a su hermanastra Isabel.

La nueva teatralización.

En esta obra se descubren las tensiones existentes entre la casa del Alburquerque y otras casas nobles, los prejuicios de la mujer en la Edad Media, la convivencia en el castillo entre soldados y criados. Todo ello con una narración entretenida adaptada para todos los públicos, alternando la narrativa de la comedia con el drama, pero sin perder su sentido histórico. El espacio expositivo. El mirador del torreón sureste se ha habilitado con una muestra de armas (alabardas, escudos, banderas, armaduras, …) en recuerdo de una de las mayores armerías de España que se encontraba en castillo de Cuéllar. Con esta exposición se quiere recordar la existencia de esta gran armería que la casa ducal de Alburquerque tuvo en el castillo durante varias centurias. Así en documentos que se conservan, incluso hasta el siglo XVIII “contaba alrededor de 300 armaduras y buena porción de modelitos de cañones de bronce de varias suertes, muchas especies de lanzas, picas, espadas, mosquetes; diferentes estandartes, banderas y otros aprestos militares”.